EL CASO – 2 de noviembre de 1994


“Los esfuerzos por parte del padre de J.A., de 5 años, y R.M., de 3 años, han servido para que, no sin alguna peripecias, los niños aparecieran felizmente. Gracias a la agencia de investigación Downer Detectives y al esfuerzo paterno, la historia iniciada por Ana María tuvo un final grato. Recordemos como ha venido publicando EL CASO que esta mujer se fue con su compañero actual sin dejar rastro.

Pedro, el padre, disfrutó de la presencia de sus hijos durante el mes de julio, y una vez que los devolvió a su madre a principios de agosto, ya no supo nada de ellos.”